Cómo reconocer el valor de un anillo según su precio


He querido hacer este post a raíz de ver la sorpresa de algunas mujeres en los mercadillos ante el precio de mis anillos de plata. En mi tienda online están a 59€, mientras que en los mercados lo he estado dejando por 50€. Sin embargo, todavía me encuentro con reacciones como si fuera demasiado caro. La verdad es que aún no he vendido ninguno  por ese precio, pero quiero mantenerlo pues sé que es el apropiado. Vendí uno al principio por la mitad de precio, aunque en seguida me di cuenta de que era inviable mantenerlo tan barato (si quiero valolarme y no trabajar gratis).

Por eso, te traigo varios ejemplos sacados de etsy, el mismo marketplace en el que yo vendo, con anillos de cualidades similares a la que yo ofrezco, para probar que ese precio no es ni mucho menos descabellado. Hay anillos de características similares que rondan a veces hasta los 200€, casos en los que el precio está justificado por la calidad del trabajo y el prestigio del artesano.

Hay otros ejemplos, sin embargo, de precios inferiores, que rondan los 30 e incluso 20 y hasta menos de 10 euros. En esos casos, estamos ante anillos que, o bien son de gente que está empezando y aún no sabe valorar su trabajo, o son vintage, o están hechos mediante fundición (aunque se puede obtener un anillo a bajo coste mediante reproducción en serie y no por ello darlo tan tirado de precio; sin ir más lejos, el otro día en el mercado de Plaza España hablaba con una de las artesanas y me confesaba que el precio de salida de un anillo por molde ronda los 6 euros (sin contar la plata). Sin embargo, ese anillo que me mostró para ese ejemplo ella lo tenía a más de 80€.

Y es que no podemos de olvidar que cuando estamos ante un anillo artesano, hemos de tener en cuenta muchas cosas que aportan valor a esa pieza. El tiempo de producción no es sólo lo que tardamos en cortar, soldar y pulir (por abreviar). Hay que tener en cuenta el diseño y muchas otras cosas (desde buscar y comprar materiales, hasta la labor de creación de marca, gestión de la tienda, comunicación, desplazamientos a mercados y tiempo en los mismos…). No se puede argumentar que una pieza que en teoría tardas en hacerla menos de una hora no puedes ponerla tan cara… ¡No podemos ser tan lógicos! Por supuesto que cuanta máx experiencia tengamos, más rápido trabajaremos. Pero eso no quiere decir que llegdos a ese punto tengamos que abaratar los costes; precisamente ahí es cuando creo que deberíamos ponerlos al nivel que merecen. Pues, si no nos valoramos nosotros, nadie lo hará.

Vamos a pasar a los ejemplos:

mi anilloEn primer lugar, veamos mi anillo. Un anillo que he dibujado y cortado a mano, recocido con un soplete que cuesta cerca de 100€, texturado con laminadora manual, una herramienta cuyo coste son 500€, conformado, soldado, limado, lijado con tres granos de lija, oxidado con una pátina de sulfuro potásico que se ha de tratar con precaución, lijado de nuevo con lija suave para sacar los contrastes del diseño y pulido a mano con un trapo de algodón y cera especial de joyería, sin utilizar motor alguno (aunque probablemente algún día lo use, incluso puede que también funda algunos modelos, pero de momento no lo hago, y este precio me parece el más bajo que dignamente  puedo poner… y sé que cuando use esos sistemas de abreviar tiempo quizás el resultado no sea bajar el precio, sino subirlo, como se podrá entender por lo que veremos más adelante).

anillo plata barato3

Ahora veamos prácticamente el único anillo de características muy similares al mío que he encontrado.

Tiene un precio menor, puesto que es vintage, es decir, un anillo antiguo, y por tanto, tiene el inconveniente de que es el único que hay.

Sin embargo, yo puedo hacerte tantos como quieras, con el diseño de textura que prefieras, y a tu medida… Y va a ser único, porque lo dibujo a mano y no queda tan perfecto, lo cual le aporta un toque único. No como este, que se nota que está hecho con plantilla… Y no digo que no sea bonito, pero a mí me gusta la belleza de lo impredecible 🙂 Y esto es porque con mis creaciones transmito algo esencial que me llega de lo que estoy comprendiendo sobre la vida en mi proceso de sanación femenina: que la vida es impredecible. Y aceptar esa aparente imperfección nos puede hacer mucho más felices, más capaces de afrontar adversidades, e incluso disfrutar con aquello que no podemos controlar.

 

Anillos de menos de 30€

Ahora vamos a ver anillos que se mueven en este rango de precios y por qué son tan baratos:

culturecrossanillo plata barato4

En un caso se trata de diseñadores que deciden externalizar parte o toda su producción, bien sea recurriendo a talleres locales de fundición o viajando a la India, Polinesia, etc, donde encuentran familias que les hagan sus joyas. La verdad es que cada vez son más los casos en que se respeta la dignidad de los trabajadores, que lejos de estar explotados, reciben una recompensa acorde a su nivel de vida.

Por eso triunfan estas joyas, pues se pueden ofrecer muy baratas y con un grado de dificultad elevado, ya que los artesanos de estos países poseen una larga experiencia, y trabajan bien. Lo que sucede es que aquí el supuesto creador/diseñador se convierte en un mero intermediario que quizá no tocan las piezas que venden en ningún momento del proceso… Quizás, como mucho, para diseñarlas y luego para venderlas…

Por eso, de esta manera, creo que se pierde el encanto de hacer las cosas uno mismo, que es por lo que se suele empezar en esto, o al menos ese es mi caso. Yo aún me encuentro en la fase de querer hacer las cosas yo misma, y disfrutarlo. Aunque es cierto que empiezo a plantearme qué rumbo quiero tomar en mi empresa y quizás valore la posibilidad de en algún momento externalizar algo de la producción, aunque de momento no quiero precipitarme. Prefiero ir poco a poco, intuyendo conscientemente cada paso…

Anillos de menos de 50€

Otro caso es el de artesanos que producen ellos mismos, pero recurren a materias primas preelaboradas, como bandas de media caña que vienen ya grabadas con distintos motivos muy atractivos y bien elaborados, normalmente en China. Estos anilllos son producidos simplemente mediante el corte, conformado y soldado de estas bandas que compran por metros. El proceso de elaboración de un anillo se reduce aquí al mínimo, pues en poco más de diez minutos puede estar un anillo listo, mientras que en el caso que yo estoy practicando, cada anillo tiene aproximandamente una hora de trabajo.

Y aunque el resultado pueda parecer simiar, no nos dejemos engañar. Hay una sutil (y yo diría que más que evidente) diferencia. Puede estar bien para quien sólo busca el efecto estético, sin importarle la energía de la pieza, o su originalidad (es cierto que muchas no son tan originales en su diseño, pero aquí lo importante es que cuentan con un proceso de producción consciente, ético, responsable, auténtico…) Es como la diferencia entre crear una sinfonía de cero o usar un sintetizador. Pues puedes elegir lo que prefieras, y considero que todas las elecciones son respetables, pero al menos creo que todos deberíamos ser conscientes de lo que elegimos y por qué lo elegimos.

 

Anillos entre 50€ y 70€

Ahora veamos anillos cuyo precio rondan el que yo tengo ahora, y que se ve claramente que son totalmente artesanos, y además están hechos no por un empleado externo, sino por el mismo artesano, es decir, alguien que ama su trabajo, y que pone toda su energía en ello, que ha levantado su empresa desde cero y pensado cada detalle de lo que crea y vende, a diferencia de un empleado, el cual, si bien posee una experiencia y habilidad en el manejo de unos materiales y herramientas, simplemente acata unas instrucciones y, en resumen, trabaja por horas; puede hacer lo que hace con amor, eso no lo dudo, pero hay una diferencia con el autor que tambíen es creador, y es un estado de gozo, de pasión que se transmite a la pieza, que no se puede comparar…

 

Anillos de más de 100€

Por último vamos a ver unos ejemplos de anillos de características similares, pero mucho más caros. Como ya he comentado, la diferencia de estos anillos con los que acabamos de ver, cuyo valor casi triplican, radica en el estado de evolución de su creador, que una vez que ha optado por la integridad de hacer uno mismo las cosas, y consciente de la autenticidad y calidad de lo que hace, decide diferenciarse del resto valorando su trabajo en la medida que más justa le parece y que atiende a la totalidad del proceso, como ya he explicado antes, y no sólo al hecho del tiempo que se tarda en hacer una pieza.

Espero haberte aportado unas nociones que te resulten útiles a la hora de decidir si un anillo de plata vale o no lo que te piden por él.

Un comentario en “Cómo reconocer el valor de un anillo según su precio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s